El avi Zape

Zape tiene 13 años.

Desde que fue recogido con tan sólo 3 meses, ha vivido atrapado en el miedo, pánico a las personas. Cuando lo recogieron con esa edad se hizo sus necesidades encima. Ha sido cuidado en una prote hasta que ha llegado a Seniors Home sin pensar nunca en sacrificarlo a pesar de que no pudiera ser adoptado.

 

No conocía lo que es un hogar, en el último año fue atacado por cinco perros, ya era hora de darle una segunda oportunidad de vivir el tiempo que le quede con el cariño de una manada que no le hará daño.

 

El trabajo con Zape ha sido, durante los dos primeros meses que llegó, muy intenso. Todo lo relacionado con un hogar o con la vida rutinaria del humano lo desconocía, se paralizaba, temblaba. Es un perro con muchos años, repitiendo la misma conducta: huir. No sabemos si un día será un perro afectivo, lo dudamos, pero al menos a día de hoy lleva una vida normal. Come con la manada, acepta caricias en su guarida, cada vez tolera mejor la calle aún en sitios céntricos, se ha adaptado a la vida en un hogar, pasea muy bien aunque todavía con miedo.

 

No rechaza el contacto pero no lo pide. En él hemos notado como el aprendizaje social y estar con una manda equilibrada le ha ayudado, aunque todavía no conocemos al verdadero Zape. Sí sabemos que tiene carácter, por lo que los ataques quizás los comenzó él. Es como un lobo sin sociabilizar que ha vivido aislado, con pánico a los humanos siendo fuerte en su manada.

 

Satisfechos a día de hoy con lo trabajado en su rehabilitación aún conscientes de que nos queda trabajo. Él no se rindió en 13 años, nosotros tampoco. Sus videos son parte de las hora que hemos estado con él.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Esperanza Dogs