El avi Zeus.

Zeus entró con unos 2 años en la protectora, vino con 12, llegando a celebrar su primer cumpleaños entre nosotros.

 

Si la bondad tuviera cara de perro sería Zeus. Sin probemas con perros ni personas, siempre feliz, amable, fiel, pegado a la teniente y a sus pies. ¿Porqué nadie se fijó en él? La suerte hizo que se librara varias veces de ser sacrificado por viejo.

 

Llegó con una otitis tan severa que fue crónica. Tenía la oreja caída de la infección. A pesar de ese dolor él nunca dejó de sonreirnos, de ser feliz mientras se lo quitábamos y de mostrarnos la sencillez de la vida: aquí y ahora. Durante el año y medio que estuvo con nosotros todos los días le limpiamos los oídos, probando diferentes antibiótico y análisis con cultivo sin ver nada determinante. Conseguimos quitarle el dolor. Le pudimos hacer una limpieza de boca, era un gravísimo foco de infección.

 

Era nuestro tragaldabas particular, había que darle las chuches y premios con cuidado. Este legado se lo ha dejado a Hope, que además vino ocupando su plaza. Es igual de agonías con los premios que Zeus pero en pequeño. ¿Casualidades?

 

Sufrió un ictus del que se recuperó, eran muchos años para su tamaño e inviernos al frío. 

 

Se fue como su compañero Boss, en silencio, una mañana hospitalizado de urgencias con unos riñones que nos alertaron para ir corriendo al veterinario pero no lo suficiente. Convencidos de que lo hizo así para que no sufriéramos. Él no tenía miedo a nada, tenía el corazón tan lleno de bondad como veía la vida y como nos enseñó a verla a quí que se fue en paz.

 

Nos costó meses no buscarle para limpiarle sus oídos...

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Esperanza Dogs