La avia Hope

A Hope se le calculan unos 15 años.

Su edad no fue obstáculo para sus humanos y la abandonaron a su suerte casi ciega y con otras enfermedades.

 

Fue encontrada en un rincón de una calle hecha un ovillo y en un estado de abandono terrible. Su pelo enmarañado no dejaba ni distinguir dónde tenía la cara. Cuando la llevaron al veterinario tuvieron que bañarla y afeitarla para que pudiera ser explorada.

 

Muchos años y una gran infección en boca y ojos fue el primer diagnóstico del veterinario de Jódar (Jaén). Además de eso, una grave deformidad de sus manos y patas, por la que andaba poco.

 

Al llegar a Seniors pasó por la oftalmóloga dando un diagnostico de varias enfermedades crónicas siendo la inflamación de sus ojos lo más doloroso, se le comenzó a tratar con 5 medicamentos para los ojos, de los que 3 son para siempre.

 

Se le quitó una muela y se le hizo limpieza de boca, todavía tiene una herida debajo del ojo por donde supura. Se le metió una sonda para determinar si venía del ojo o de la boca, ya que por fuera no se veía nada aparente en los dientes. Viene de la boca, tenemos pendiente quitarle la pieza que le causa la supuración a ver si así esa infección ayuda a que cierre la herida.

 

Bebía mucha agua y orinaba mucho, pasó por el especialista de medicina interna determinando que tenía el Síndrome de Cushing. Se le está tratanto haciendo revisiones periódicas porque la densidad de su orina todavía es alta. Pero es increíble el cambio de Hope: es más perro, casi trota, sus deformidades no tienen solución pero no le impiden hacer vida casi normal, ha mejorado sus ojos y ve sombras, su pelo es espectacular, orina y bebe menos y sobre todo, es más perro, más feliz y busca las caricias también a la vez que que tiene ganas de jugar con nosotros.

 

Nada le impide vivir, nada le impide sentir el día a día, nada le impide ser perro. Quitar unos dolores es por lo que fue abandonada, siendo hoy una princesa para nosotros, con genio, y así la queremos.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Esperanza Dogs